¿Ventas internas o externas?

¿Ventas internas o externas?

¿Qué es más importante: tu independencia o tu interdependencia? ¿Aprecias el tiempo que pasas en la nevera con tus compañeros, o prefieres conocer gente nueva cada día?

Estos son sólo un par de factores que debes tener en cuenta a la hora de elegir entre las ventas internas y externas. Antes de tomar una decisión, querrás conocer las rutinas diarias típicas de ambos puestos.

Ventas externas

Un trabajo en ventas externas generalmente se adapta a las personas con iniciativa. Si trabajas mejor de forma independiente que con un horario y un equipo establecido, este puede ser el campo para ti. También tenga en cuenta que como vendedor externo:

  • Usted maneja su propio horario: Eres responsable de hacer y mantener tus citas. También es responsable de recordar a su cliente que se reúna con usted. Una cita retrasada o cancelada puede contrarrestar todo su día, ya que a menudo debe viajar para reunirse con su cliente.
  • Su lugar de trabajo cambia diariamente: Independientemente del tiempo, de los retrasos en el tráfico o de los problemas con el coche, debe ser lo suficientemente ingenioso, motivado y dedicado para viajar a sus citas. También debe ser capaz de adaptarse a nuevos entornos y personas con facilidad.
  • Su apariencia cuenta: Algunos días puede que no estés de humor para saludar a nuevas caras. Pero para aquellos que trabajan en ventas externas, siempre debe parecer -y estar- listo para charlar sin importar cómo se sienta.
  • Usted es su propio supervisor diario: No importa quién sea tu jefe, tienes que cuidarte a ti mismo para asegurarte de que te mantienes centrado. Los trabajos de ventas externas pueden ser más propensos a las distracciones que los de ventas internas, porque no tienes a nadie mirando por encima de tu hombro.
    • Ventas internas

      Si prefieres trabajar una cantidad fija de horas al día en una oficina, puedes ser más adecuado para las ventas internas. Sólo recuerda que como vendedor interno:

      • Debes estar de guardia.
      • Tu producto es tu palabra: También debes ser capaz de obtener nuevos negocios en las llamadas en frío, sin tener un prototipo físico del producto que estás vendiendo, en su caso, o un visual para explicar más el producto. Tienes que ser elocuente por teléfono y ser capaz de dar al cliente una descripción lo suficientemente buena del producto para ganar su negocio.
      • Trabajas en una oficina: Tu lugar de trabajo es un sitio definitivo que visitas a diario; no tienes que viajar para reunirte con los clientes. Trabajar en una oficina puede conllevar políticas de oficina y colaboraciones con los compañeros.

      Las herramientas de ambos oficios

      Ya sea que elija las ventas internas o las externas, los siguientes consejos le ayudarán a conseguir el negocio de sus clientes:

      • Conozca bien su producto.
      • Siga aprendiendo asistiendo a conferencias y estudiando su oficio.
      • Sea un vendedor ético, y trabaje para mantener a sus clientes fieles.
      • Perfeccione su capacidad de escucha.
      • Lleve un registro de las preguntas e inquietudes más comunes de los clientes, y desarrolle soluciones para ellas, de modo que pueda responder a sus clientes en el momento oportuno.
      • Aprenda a gestionar su tiempo de forma eficaz.
      • Aprenda de sus compañeros y aproveche las oportunidades de establecer contactos.
      • Aprenda más sobre las carreras de ventas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *