Remedios naturales para la gastritis

No todos los remedios funcionarán para todo el mundo, por lo que una persona puede necesitar probar varios de ellos antes de encontrar el que mejor funcione en su caso.

Sigue una dieta antiinflamatoria

Ensalada de brócoli en bol con quinoa y rábano y maíz dulce.Compartir en Pinterest
Una dieta para prevenir la gastritis debe incluir brócoli y aceite de oliva.

La gastritis se refiere a la inflamación del revestimiento del estómago, por lo que consumir una dieta que ayude a minimizar la inflamación puede proporcionar alivio con el tiempo. Sin embargo, las investigaciones no han demostrado de forma concluyente que llevar una determinada dieta provoque o prevenga la gastritis.

Llevando un diario de alimentos, las personas pueden identificar qué alimentos desencadenan sus síntomas. Así pueden empezar a reducir su consumo o evitar ciertos alimentos por completo.

Los alimentos que comúnmente contribuyen a la inflamación son:

  • alimentos procesados
  • gluten
  • alimentos ácidos
  • productos lácteos
  • alimentos azucarados
  • alimentos picantes
  • alcohol

Toma un suplemento de extracto de ajo

Algunas investigaciones sugieren que el extracto de ajo puede ayudar a reducir los síntomas de la gastritis. Machacar el ajo crudo y comerlo también puede funcionar bien.

Si a una persona no le gusta el sabor del ajo crudo, puede probar a picar el ajo y comerlo con una cucharada de mantequilla de cacahuete o envuelto en un dátil seco. El dulzor de la mantequilla de cacahuete o del dátil ayudará a enmascarar el sabor del ajo.

Prueba los probióticos

Los probióticos pueden ayudar a mejorar la digestión y a fomentar los movimientos intestinales regulares. Los suplementos probióticos introducen bacterias buenas en el tracto digestivo de una persona, lo que puede ayudar a detener la propagación de H. pylori.

Comer alimentos que contienen probióticos también puede mejorar los síntomas de la gastritis. Estos alimentos incluyen:

  • yogur
  • kimchi
  • kombucha
  • chucrut
  • kéfir

Beber té verde con miel de manuka

Té verde y miel.Compartir en Pinterest
El té verde y la miel de manuka pueden ayudar a calmar el estómago.

Un estudio demostró que beber té verde o negro al menos una vez a la semana podría reducir significativamente la prevalencia de H. pylori en el tracto digestivo.

La miel de manuka también puede ser beneficiosa, ya que contiene propiedades antibacterianas que ayudan a combatir la infección.

Algunas personas creen que beber sólo agua tibia puede calmar el estómago y ayudar a la digestión.

La miel de manuka se puede comprar en tiendas de salud y en línea.

Utilizar aceites esenciales

Se descubrió que los aceites esenciales, como la hierba de limón y la hierba luisa, ayudan a aumentar la resistencia al H. pylori en pruebas de laboratorio.

Otros aceites que pueden tener un efecto positivo en el sistema digestivo incluyen la menta, el jengibre y el clavo.

Los aceites esenciales no deben ser ingeridos y siempre deben ser diluidos con un aceite portador si se aplican a la piel.

Las personas pueden utilizar los aceites en un difusor o consultar a un médico sobre cómo utilizarlos de forma segura para ayudar a aliviar la gastritis.

Es importante tener en cuenta que la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) no regula los aceites esenciales ni la medicina alternativa.

Comer comidas más ligeras

Comer comidas copiosas y con muchos carbohidratos puede suponer una carga para el sistema digestivo de una persona y agravar la gastritis.

Comer pequeñas comidas regularmente a lo largo del día puede ayudar a facilitar el proceso digestivo y reducir los síntomas de la gastritis.

Evitar el tabaco y el uso excesivo de analgésicos

Fumar puede dañar el revestimiento del estómago de una persona y también aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de estómago.

Tomar demasiados analgésicos de venta libre, como la aspirina o el ibuprofeno, también puede dañar el revestimiento del estómago y empeorar la gastritis.

Reducir el estrés

El estrés puede provocar brotes de gastritis, por lo que reducir los niveles de estrés es una forma importante de ayudar a controlar la afección.

Las técnicas de control del estrés incluyen:

  • masajes
  • meditación
  • yoga
  • ejercicios de respiración

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *