Chris Brown: la caída del triunfador de R&B caído en desgracia

En las escenas finales de Chris Brown: Welcome to My Life, un documental de 2017 sobre el cantante de R&B, Brown sale de un juzgado de Los Ángeles. Es marzo de 2015 y un juez acaba de poner fin a los seis años de libertad condicional de Brown. El artista -su pelo rosa intenso sirve de contrapeso de estrella del pop a su traje a medida- está encantado.

«No hay más problemas. No hay problemas. Nada. Estamos muy bien», dice Brown a la cámara mientras una furgoneta se lo lleva del juzgado. «No sé ni qué decir ahora mismo. Probablemente voy a ir a la casa a jugar con mi hija y a partir de ahí lo resolveré».

Al llegar al final del documental, esta escena se enmarca como un momento redentor y de corrección del rumbo para Brown, cuyos problemas legales comenzaron en 2009 cuando se declaró culpable de cargos de agresión grave tras golpear a su entonces novia Rihanna.

Pero a pesar del final de la película, que es muy positivo, Brown tendría más problemas legales en el futuro. Muchos. La última acusación se dio a conocer la semana pasada en una demanda en la que se alega un incidente en la casa de Brown en el que una mujer fue atraída a su residencia durante una fiesta cargada de drogas y se atrincheró en una habitación con Brown, Lowell Grissom Jr -un rapero de Los Ángeles que se hace llamar Young Lo- y varias otras mujeres. Pusieron pornografía en la televisión y la demandante fue supuestamente obligada a practicar sexo oral a Grissom y a otra mujer. Cuando se le permitió salir de la habitación, fue supuestamente violada por Grissom, que luego le devolvió el teléfono y la dejó salir de la casa. (La policía de Los Ángeles confirmó al New York Times que hay una investigación abierta sobre el incidente). Identificada como Jane Doe, la demandante está siendo representada por la famosa abogada de derechos de la mujer Gloria Allred, que también representa a varias de las acusadoras de Bill Cosby.

«Este es uno de los casos de agresión sexual más horribles que he visto, y nuestra cliente Jane Doe ha quedado gravemente traumatizada por lo que se vio obligada a sufrir», dijo Allred en una rueda de prensa en Los Ángeles el 9 de mayo. Mark Geragos, el abogado de Brown desde 2009, negó las acusaciones a TMZ. El propio Brown no está acusado de agresión sexual.

El presunto incidente ocurrió en febrero de 2017, dos años después de la salida redentora de Brown del juzgado de Los Ángeles y cuatro meses antes del estreno de Welcome to My Life. El documental, repleto de estrellas, incluye entrevistas con Usher, Mary J Blige, Jamie Foxx, Mike Tyson, Jennifer López, DJ Khaled, Rita Ora, la madre de Brown, otros familiares y el propio Brown. Este elenco examina las consecuencias de que Brown se convirtiera en un fenómeno de la noche a la mañana a los 15 años, su singular talento y cómo la trayectoria de su carrera -junto con su salud mental, física y emocional- se vio afectada por el infame incidente con Rihanna, que le persiguió incluso cuando su carrera repuntó.

La implicación de la película es que Brown, que fue testigo del abuso doméstico de su madre por parte de su padrastro cuando era niño, no estaba preparado para manejar la intensa reacción pública y el escrutinio de los medios de comunicación y, por lo tanto, entró en una espiral de arrebatos violentos y consumo de drogas de la que le fue difícil liberarse, a pesar de su sincero arrepentimiento.

«Es una lección de vida para todos nosotros porque nos ha afectado a todos», dice Usher en la película. «Si realmente amas a Chris Brown, entonces has sentido todo lo que ha pasado con él»

La película es una pieza convincente y muy íntima de relaciones públicas que cumple con su propósito en el sentido de que -si acaso omitiendo ciertos elementos- presenta a Brown como una figura simpática que está profundamente arrepentida de sus actos. Puede que eso sea cierto, pero los últimos nueve años también han demostrado que Brown tiene tanto demonios de los que parece no poder desprenderse como talentos que lo llevan adelante a pesar de sus casi constantes problemas legales.

Chris Brown y Rihanna en 2013.
Chris Brown y Rihanna en 2013. Fotografía: Christopher Polk/Getty Images for NARAS

Nacido en Virginia en 1989, Brown fue descubierto cuando unos cazatalentos acudieron a una gasolinera propiedad de su padre. En pocos meses, Brown estaba grabando maquetas en Nueva York y firmó con Jive poco después. Su álbum homónimo de 2005 entró en el número dos de la lista Billboard 200 y produjo los éxitos Run It! y Gimme That. En 2007, Brown salió de gira como telonero de Beyoncé, apareció en un episodio del programa de MTV My Super Sweet 16 (retitulado Chris Brown: My Super 18) y presentó su segundo álbum, Exclusive. El LP incluía los éxitos Kiss Kiss y Wall to Wall, ambos temas de innegable eficacia que demostraban su agilidad para fusionar el R&B con la variedad de hip-hop de tendencia pop de la época. El momento estelar de Brown llegó en los MTV Video Music Awards de 2007, cuando interpretó un popurrí de sus éxitos con una coreografía que le valió comparaciones con su ídolo, Michael Jackson. La actuación contó con un cameo de Rihanna, que subió al escenario para cantar una estrofa de su megahit Umbrella. Aunque la pareja había guardado silencio sobre su relación, la química era palpable.

Esta historia de amor se desmoronó un año y medio después, tras una brutal discusión en el interior del Lamborghini alquilado por Brown la noche antes de los premios Grammy de 2009. (La pelea comenzó después de que Rihanna descubriera un texto de una mujer con la que Brown había mantenido una relación sexual). Un informe policial sobre el incidente afirma que Brown golpeó la cabeza de Rihanna contra la ventanilla del coche, le dio un puñetazo y la estranguló, le mordió la oreja y la amenazó de muerte. Ambos tenían previsto actuar al día siguiente en los Grammy. Ambos cancelaron. La foto de la cara maltrecha de Rihanna fue inevitable en las noticias.

La antes prístina imagen pública de Brown implosionó de la noche a la mañana. Dice que tras el incidente consideró el suicidio y no salió de su casa durante tres meses. «No hay palabras para expresar lo mucho que lamento y me entristece lo ocurrido», dijo en una audiencia en marzo de 2009. Tres meses más tarde se declaró culpable de un delito de agresión, y su acuerdo de culpabilidad incluía cinco años de libertad condicional y 1.400 horas de servicio comunitario y un programa de abuso doméstico. Un informe obtenido por la CNN durante la sentencia reveló dos incidentes previos de violencia doméstica entre Brown y Rihanna, uno en Europa y otro durante un viaje a la Barbados natal de ella.

«Sentí que cometió ese error porque necesitaba ayuda», dijo Rihanna, que se presentó a varias de las audiencias de Brown, durante este periodo.

Al principio, Brown parecía estar en un camino rápido para salir del sistema legal. En su primera audiencia de libertad condicional, el juez lo elogió por el servicio comunitario y el asesoramiento que había completado y le permitió salir del país para dar conciertos. Sus tres siguientes audiencias también fueron positivas, y el juez acabó retirando la orden que impedía a Brown tener contacto con Rihanna. Empezaron a verse de forma intermitente durante este tiempo.

Pero los arrebatos de ira empezaron a definir la imagen de Brown. Durante una aparición en marzo de 2011 en Good Morning America, se enfureció tanto cuando la presentadora Robin Roberts le preguntó sobre Rihanna que fue a su camerino, dio un puñetazo a una ventana hasta que se rompió y luego salió a la calle sin camiseta. Estaba en el programa para promocionar su álbum FAME -que según Brown significaba tanto «perdonar a todos mis enemigos» como «los fans son mi todo»-, que ganó el Grammy 2012 al mejor álbum de R&B.

Cuatro meses después, Brown y su entorno se enzarzaron en una pelea con Drake y su séquito en un club de Nueva York, al parecer después de que Brown enviara a Drake una botella de champán y éste (que había estado saliendo con Rihanna), le devolviera una nota que decía: «Me estoy follando al amor de tu vida». En enero de 2013, Brown fue acusado de golpear y amenazar con disparar al cantante Frank Ocean en un estudio de grabación de Los Ángeles. Al mes siguiente, destrozó su Porsche tras ser perseguido por los paparazzi. A continuación, Brown fue acusado de golpear a una mujer en un club nocturno. (No se presentaron cargos tras ninguno de estos incidentes.)

El drama continuó en octubre de 2013 cuando Brown y su guardaespaldas fueron acusados de agredir a un hombre en Washington DC después de que el hombre se metiera en una foto que Brown se estaba haciendo con una fan. Brown pasó la noche en la cárcel después de supuestamente golpear al hombre en la cara y entró en rehabilitación poco después, aunque se le pidió que saliera después de que supuestamente rompiera la ventana del coche de su madre después de una sesión de terapia.

Fue a otro centro de rehabilitación, donde el personal informó de una mejora en el comportamiento después de un cambio en su medicación. (Ese mismo año Brown fue diagnosticado con bipolaridad II, un trastorno caracterizado por episodios depresivos e hipomaníacos). En marzo de 2014, fue a la cárcel por una violación de la libertad condicional tras ser expulsado de la rehabilitación (Brown dice que fue un montaje) y se le ordenó cumplir 131 días en la cárcel del condado. Aquí, Brown pasó mucho tiempo en régimen de aislamiento para evitar ser señalado por otros presos. Consiguió la libertad anticipada el 2 de junio de 2014, besó el suelo fuera de la cárcel y se fue directamente a Burger King.

Pero los problemas no cesaron, y los dos años siguientes se caracterizaron por una serie de altercados violentos en los que Brown supuestamente golpeó a varias personas. No se le permitió viajar a Canadá, Australia y Nueva Zelanda, y fue detenido en agosto de 2016 tras un enfrentamiento de nueve horas con la policía en su casa de Los Ángeles después de que una mujer llamara al 911 a las 3 de la madrugada afirmando que Brown la había amenazado con una pistola. El resultado de ese caso sigue siendo desconocido.

Chris Brown actuando en 2016.
Chris Brown actuando en 2016. Fotografía: Bryan Steffy/Getty Images

En junio de 2017, el mismo mes en que se estrenó su documental, un juez concedió una orden de alejamiento de Brown a Karrueche Tran, su novia intermitente de los últimos siete años. La modelo alegó que Brown le envió mensajes de texto con amenazas que incluían «Perra te voy a dar una paliza» y «Te prometo que haré de tu vida un infierno». (Tran había roto con Brown en marzo de 2015 tras descubrir que había sido padre de una hija, Royalty, mientras estaban brevemente separados). Fue durante este período que Billboard publicó una pieza de investigación alegando que Brown había desarrollado serias adicciones a la cocaína, MDMA, marihuana, Xanax y lean. (Brown refutó la historia en un post de Instagram ahora eliminado). La fiesta en la casa de Brown en la que supuestamente fue agredida Jane Doe fue en febrero de 2017, durante el período que Billboard indicó que se caracterizaba por el fuerte consumo de drogas de Brown.

A través de todos estos incidentes, Brown ha hecho música, mucha de ella muy bien recibida. Después de FAME llegó Fortune, de 2012. A este le siguió X, de 2014, que fue disco de platino y contó con invitados como Usher, Tyga, Lil Wayne, Rick Ross, Akon, Jhene Aiko, Nicki Minaj y R Kelly. Royalty, de 2015, recibió el nombre de su recién nacido, mientras que Heartbreak on a Full Moon, de 2017, fue noticia por contener 45 temas y durar más de dos horas. Las críticas calificaron el álbum de indulgente pero dijeron que tenía diamantes en bruto. Brown está actualmente de gira detrás de Heartbreak on a Full Moon, tocando fechas que se extienden hasta agosto.

Al final de Welcome to My Life, Usher le desea a Brown «un viaje de regreso a una conversación sobre la música y una conversación sobre el arte». Aunque la producción musical de Brown sigue siendo generalmente bien recibida, la conversación principal sobre el artista de 28 años es una profecía violenta y autocumplida.

{{#ticker}}

{{{topLeft}}

{{bottomLeft}}

{topRight}}

{bottomRight}}

{#goalExceededMarkerPercentage}}

{{/goalExceededMarkerPercentage}}

{{/ticker}}{{#paragraphs}}

{.}}

{{/paragraphs}}{{highlightedText}}

{{{#cta}}{{text}}{/cta}}
Recuerda en mayo
Medios de pago aceptados: Visa, Mastercard, American Express y PayPal
Nos pondremos en contacto para recordarte que debes contribuir. Busca un mensaje en tu bandeja de entrada en mayo de 2021. Si tienes alguna duda sobre cómo contribuir, ponte en contacto con nosotros.

Temas

  • Chris Brown
  • R&B
  • Violencia doméstica
  • Características
    • Compartir en Facebook
    • Compartir en Twitter
    • Compartir por correo electrónico
    • Compartir en LinkedIn
    • Compartir en Pinterest
    • Compartir en WhatsApp
    • Compartir en Messenger

    .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *