¿Cómo aplicar la eutanasia a un perro en casa sin un veterinario?

Es difícil ver a tu mejor amigo luchando. Si pudieras quitarle el dolor… lo harías. La pregunta es, ¿lo harías igualmente si eso significa poner fin a su vida?

Una de las cosas más duras de ser dueño de una mascota es la inevitabilidad de tener que dejar ir a tu perrito algún día. Es aún más difícil verlo sufrir y saber que no puedes hacer nada para aliviar el dolor.

La buena noticia es que hay algo que puedes hacer para liberar a tu perro del dolor. La mala noticia es que implica dejarle marchar… para siempre.

La eutanasia deriva de las palabras griegas «eu», que significa «bien», y «Thanatos», que significa muerte. En consecuencia, es el proceso de aliviar a uno del sufrimiento extremo mediante la muerte intencional. Esta práctica es ética entre los animales, en particular para aquellos con enfermedades terminales.

Muchos propietarios de perros no quieren poner ese «poder» en manos de otras personas, incluso si son veterinarios. Por supuesto, probablemente querrías ser tú quien enviara a tu perro a su último aliento, asegurándote de que se vaya lo más tranquilo posible.

No estoy seguro de que cuente como una buena noticia cuando supone tener que despedirte de tu querido amigo de cuatro patas… pero hay formas de cómo aplicar la eutanasia a un perro en casa sin necesidad de un veterinario.

Cómo aplicar la eutanasia a un perro en casa sin veterinario

Cómo aplicar la eutanasia a un perro en casa Sin Un Veterinario
Tabla de Contenidos

Qué Necesitarás

Una vez que te hayas decidido, empieza a reunir los materiales necesarios para la dolorosa pero pacífica despedida. Aquí están:

1. Sedantes

Algunos de los anestésicos más comunes utilizados en el asesinato por piedad de mascotas incluyen los siguientes:

  • Ketamina: Se trata de un anestésico disociativo. Permite al paciente experimentar su cuerpo y su cerebro por separado. Como resultado, tiene fuertes efectos de alivio del dolor cuando se combina con otros fármacos como el valium
  • Telazol: Este sedante es una combinación de tiletamina y zolazepam. La primera es un anestésico disociativo mientras que el segundo es una sustancia similar al valium. Si bien estos dos elementos no son del todo altos en el aspecto analgésico, se convierten en ello cuando se combinan
  • Propofol: Lo mejor de este sedante es que no se abusa mucho de él. Por lo tanto, no es una droga regulada activamente, lo que la hace más accesible. El único problema es que es más caro que otras opciones.
  • Medetomidina: Se trata de un sedante perfecto para aliviar el dolor de los perros. Sin embargo, podría ser relativamente más caro para las razas grandes.
  • Acepromazina: Esta es la alternativa más barata para la Medetomidina. Los veterinarios suelen administrarla en perros agresivos. Se utiliza comúnmente porque no es una sustancia de la que se abuse.
    • Tenga en cuenta que todos estos fármacos causan nada más y nada menos que una sedación profunda. No pueden provocar parálisis.

      2. Barbitúricos

      Los barbitúricos para matar por piedad se preparan de varias maneras. La mayoría de los veterinarios los utilizan para sobredosificar a los pacientes, llevándolos poco a poco a su pacífica muerte.

      Cómo aplicar la eutanasia a un perro en casa sin veterinario

      Cómo aplicar la eutanasia a un perro en casa sin veterinario

      Procedimiento:

      La primera parte del proceso es la preparación. Estos son los pasos que debes seguir:

      1. Consulta con el veterinario de tu perro todo el proceso.

      La única manera de obtener toda la información que necesitarás para que el procedimiento sea exitoso es hablando con un experto. Pregúntale todas las dudas que tengas sobre la eutanasia.

      Más importante aún, pregúntale por sus recomendaciones sobre medicamentos. Si tienes alguna otra duda, este es el momento perfecto para tratarla con el veterinario.

      2. Aprovecha al máximo el tiempo que te queda con tu perro

      No querrás que los últimos días de tu perro sean sólo para quejarte de su próximo fallecimiento. Asegúrese de que en medio de la lucha de su perro, sus últimos días serán los mejores de su vida.

      La clave es llenar estos días con grandes recuerdos. Con el tiempo, te agradecerás haber hecho que cada día cuente por muy deprimente que se haya puesto.

      3. Prepárate y prepara a tu familia. Simplemente, prepara a todos los más cercanos a tu perro.

      El lugar de tu casa en el que quieras realizar el procedimiento es irrelevante. La preparación es la más pesada en el aspecto emocional.

      Es posible que quieras evitar que los niños pequeños involucrados -si los hay- presencien todo el asunto. Podría ser una experiencia traumática para ellos al crecer. De hecho, podría ser traumática para cualquier persona que no esté condicionada emocionalmente.

      Una vez que haya cubierto la preparación, es el momento de la parte más difícil- la eutanasia real. Así es como se hace:

      Primera inyección

      Como se ha comentado anteriormente, hay varios sedantes que puedes utilizar. Depende de la recomendación del veterinario de su perro.

      Puede administrar Ketamina, Telazol y Propofol por vía intravenosa. La mayoría de los proveedores de atención médica prefieren las inyecciones intravenosas (IV) porque:

      • Tienen un efecto más rápido que otros métodos de inyección.
      • Son menos cruciales que otros métodos -incluso aquellos que no tienen experiencia pueden realizarlos.
      • La Ketamina y el Telazol pueden administrarse por vía intramuscular, pero efectivamente puede dañar a su perro. Se trata sobre todo de un caso concreto.

        Por otro lado, no se puede administrar Propofol mediante inyecciones intramusculares (IM).

        A diferencia del Propofol, la Medetomidina y la Acepromacina se administran principalmente por vía intramuscular. Sin embargo, la Acepromazina puede picar a través de dicho método. Alternativamente, se puede administrar por vía intravenosa.

        Independientemente del método, lo más importante es que se administre el fármaco en la dosis adecuada como sedante analgésico. El objetivo de la primera inyección es sedar fuertemente a tu perro.

        Cómo aplicar la eutanasia a un perro en casa sin necesidad de un veterinario

        Cómo aplicar la eutanasia a un perro en casa sin necesidad de un veterinario

        Segunda inyección

        Se trata de la inyección intravenosa de anestésicos en forma de sobredosis. Aquí es donde entran los barbitúricos, allanando el camino para la rápida aparición del paro cardíaco de su perro. Por lo general, se produce en tan sólo un minuto después de la administración del fármaco.

        Tenga en cuenta que los movimientos postmortem son saludables para todos los seres vivos. No se sorprenda ni se preocupe cuando su perro se mueva después de un paro cardíaco.

        No significa que esté experimentando dolor. Tampoco indica que el procedimiento haya fracasado. Son sólo los últimos impulsos eléctricos que quedan después de que el cerebro de su perro se haya apagado.

        Cuando su perro haya exhalado finalmente su último aliento, depende de usted si quiere un funeral o no. Para algunas personas, tener un servicio funerario les ayuda a sobrellevar la pérdida. Saber que sus queridos perros descansan en paz y libres de todo sufrimiento es algo que vale la pena celebrar en medio del dolor.

        Cuando su perro finalmente ha exhalado su último aliento, depende de usted si quiere un funeral o no. Para algunas personas, tener un servicio funerario les ayuda a sobrellevar la pérdida. Saber que sus queridos perros descansan en paz y libres de todo sufrimiento es algo que merece la pena celebrar en medio del dolor.

        Por otro lado, un simple entierro es suficiente para algunas personas. Puede ser mucho para asimilar, pero poder despedirse como es debido alivia el peso interno.

        Para terminar…

        Ahora que sabes cómo aplicar la eutanasia a un perro en casa sin necesidad de un veterinario… ¿sigues teniendo dudas? Es normal.

        Siempre puedes pensar en tu decisión una y otra vez. Llevar a cabo el sacrificio piadoso podría tener efectos psicológicos y emocionales a largo plazo en ti… así que debes estar preparado al 100%.

        En caso de que te lances a ello, ten en cuenta que debes:

        • Consultar al veterinario de tu perro.
        • Hacer que cada momento restante cuente.
        • Prepare a las personas más cercanas a su perro.
        • Administre los medicamentos adecuados en las dosis correctas.
        • Sea cual sea la decisión que tome, es importante que sólo haga lo mejor para su perro. Como dueño de una mascota, es tu responsabilidad poner sus necesidades en primer lugar.

          ¿Cómo aplicar la eutanasia a un perro en casa sin un veterinario?

          ¿Estás pasando hoy por este duro proceso de decisión? Comparte tu lucha con nosotros y dinos cómo podríamos ayudarte. O ya has pasado por ello? Nos encantaría escuchar tus valientes experiencias.

          Guías de compra y listas de EForPets relacionadas:

          • Mejor champú para perros con olor
          • Mejor champú para husky
          • Mejor arnés para husky
          • Mejor comida para perros para chihuahua
          • Consejos y trucos relacionados de las listas de Eforpets:

            • ¿Los perros pueden comer dátiles?
            • ¿Pueden los perros comer pepinillos?
            • ¿Pueden los cachorros dejar a su madre a las 6 semanas?
            • ¿Cuál es el coste medio de una visita al veterinario?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *