Blog del Capitán

Pasamos mucho tiempo aquí en el blog hablando de la poderosa relación entre orcas y humanos, pero lo cierto es que este impacto se siente de forma muy diferente desde cada lado.

Piénsalo: cuando nos aventuramos desde el puerto de Victoria a las frías aguas de la costa de la Columbia Británica, estamos visitando su territorio. Su territorio. Y aunque creo que las ballenas orcas suelen interesarse por los seres humanos que pasan tranquilamente de visita, no creo que estén tan fascinadas por nosotros como nosotros por ellas.

¿Curiosidad pasajera? Claro, creo que eso es más exacto.

Y si realmente quisieran, esa resbaladiza línea entre el respeto mutuo y el «sácame de mi casa» podría ser derribada en un santiamén.

Aunque no hay casos documentados de un ser humano muerto por una orca en la naturaleza, sabemos que es posible porque ha sucedido en cautividad en el trágico encuentro entre Tillikum y la entrenadora de Seaworld Dawn Brancheau.

¿Qué más ha sucedido ahí fuera?

1. Nadando con enormes orcas en Nueva Zelanda

Una cosa es estar arriba del agua en un diminuto bote rodeado de amigos y una cuestionable música de discoteca, y otra abajo, en el agua quieta, rodeado de enormes bestias. Me encanta este vídeo porque es intrínsecamente amateur -sonrisas, aventura, tecno- hasta que la cámara desciende por debajo de la superficie para mirar fijamente a los ojos de una enorme ballena orca en su dominio natural.

Mira el vídeo

2. Humanos, tiburones y orcas

No es un relato en vídeo de primera mano, lo cual es comprensible porque estas personas tenían preocupaciones más urgentes que abrir sus teléfonos con cámara acuática. Parte de un convincente documental publicado en 2004, «Asesinos en el Edén», este vídeo y los relatos de las personas implicadas en el suceso son un escalofriante recordatorio del poder de estos animales y de si son o no enemigos o aliados.

3. Orcas vs Tiburón Tigre

Admitiré que éste es difícil de ver. Al igual que los vídeos que has visto de focas siendo lanzadas al aire o el conejo huyendo del lobo, el hecho de que estas imágenes simplemente retraten las realidades del reino animal y la cadena alimenticia no hace más fácil ver a criaturas indefensas mirando hacia una muerte segura. Afortunadamente, no hay humanos involucrados en este encuentro, excepto para capturarlo. Te imaginas si te metieras en medio de una pelea de tiburones orca?

4. ¿Familia de orcas «jugando»? Con la multitud

Este es el recordatorio más aterrador de todos y fácilmente el más insoportable de ver. No puedo creer que una vez disfruté de la «exhibición» de orcas en el acuario cuando era un niño. Estas orcas no están jugando con la multitud. Están flotando sin rumbo y mirando a los curiosos junto al tanque. No me cabe duda de que estas magníficas criaturas saben exactamente lo que está pasando, aunque los seres humanos del otro lado del cristal no lo sepan.

Los tiempos, están cambiando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *